Allá por el año 1966, el Indautxu militaba en Segunda División y… ¡entraba en las quinielas!...