Mariel Margaret “Mia” Hamm, nace en Alabama (USA) en 1972. Empieza a jugar al fútbol en el instituto con 12 años y a los 15 debuta con la selección de EE UU.

Por una condición congénita conocida como pie equinovaro, tiene que usar un calzado ortopédico correctivo, lo que no le impide destacar como futbolista en la Universidad de Carolina del Norte, donde es apodada con el sobrenombre de “Jordan” por su decisiva importancia dentro del equipo, logrando varios títulos nacionales.

Pero sus grandes conquistas las realiza con la selección. En sus 18 años de carrera anota 158 goles, ganando dos medallas de oro y una de plata, olímpicas y dos campeonatos del mundo.

Todos estos títulos han señalado a HAMM como la mejor futbolista de todos los tiempos, perteneciendo así al club FIFA 100.

En 2013, “Mia” es la primera mujer en entrar al salón Mundial de la fama en Pachuca.

Marcada por la enfermedad de su hermano, al que le diagnostican anemia aplásica causándole la muerte poco después de que “Mia” consiguiese el oro en las olimpiadas de Atlanta, dedica su vida a la fundación que con su nombre recoge fondos para las familias necesitadas de trasplantes de médula ósea o de sangre umbilical.

Y a luchar en todos los foros por la igualdad de géneros en el deporte.

MIA HAMM, “LA PELE”.

By: Aitor

 

Cerrar menú
Share This